Proyecto

Rescate de Practicas Socioculturales y de Producción Tradicionales de las Comunidades Negras de la Cuenca del Rio Tolo y Zona Costera Sur



Las juntas directivas locales asumieron el papel que les tocaba en impulsar el cumplimiento de las actividades en cada una de sus localidades. El desarrollo de este proyecto movió de manera acelerada las dinámicas y el ritmo de la comunidad porque sabemos que se requiere más tiempo para afianzar la cultura, se requiere más tiempo para afianzar las prácticas tradicionales de producción, se requiere más tiempo para completar la formación y hacer que perduren todos los aprendizajes, pero a pesar del corto tiempo todos en el consejo comunitario somos conscientes de los buenos resultados que dejo este proyecto y agradecemos al ICBF porque con los recursos del mismo pudimos integrar, apropiar y fortalecer la identidad cultural de esta comunidad.

Fueron 200 las familias beneficiarias del proyecto, pero aproximadamente más de 1000 beneficiarios indirectos de los cinco consejos locales restantes. En los encuentros comunitarios intergeneracionales, talleres, conversatorios de derechos colectivos con niños, jóvenes y adultos y encuentros culturales no solo participaron miembros de los cuatro consejos comunitarios locales beneficiarios del proyecto, sino también todas las juntas directivas de los consejos locales de Cocomasur y delegaciones que animadas compartían en torno a la comida tradicional, la música y la danza.

Con las Rondas de rocería o trabajo en colectivo se hicieron siembras que generaron motivación para crear danzas de laboreo y grupos de trabajo que hoy cuidan con alegría la cosecha. La comunidad está motivada buscando la forma de cómo acceder a las tierras más cercanas para pensar en siembras más grandes que no solo garanticen la soberanía alimentaria de los del colectivo sino pensar en comercializar localmente la producción.